AVISA, Concesionario Oficial Audi en Sevilla

Noticias oficiales

La acústica del TFSI de cinco cilindros de Audi: una orquesta en el motor

La acústica del TFSI de cinco cilindros de Audi: una orquesta en el motor

Jueves, 28 de enero de 2016

Para Audi, el tratamiento de la acústica en sus vehículos, especialmente en lo relacionado con el sonido de los motores, se ha convertido en una faceta clave en el desarrollo de cada nuevo vehículo. El sonido de un Audi depende de cada modelo, y debe cumplir con las expectativas que cada cliente se marca para ese vehículo determinado, en base a su diseño y a su posicionamiento. Un ejemplo de cómo Audi tiene en cuenta el sonido es el cinco cilindros TFSI del Audi RS 3 Sportback, el motor que mejor representa el ADN de la marca de los cuatro aros.

Si hay un motor con larga tradición en Audi ese es el 5 cilindros de gasolina. Y esto se aplica no sólo a su poderoso empuje o a sus prestaciones, también a un sonido inconfundible e inimitable, fruto de un intenso trabajo de desarrollo que se inicia desde los primeros bocetos de un nuevo modelo. El objetivo es asegurar que el sonido de un Audi provoque siempre una respuesta positiva, y un Audi con las siglas RS debe sonar rotundo, poderoso y potente, con la dificultad que conlleva cumplir al mismo tiempo con la legislación que se aplica a la acústica de los vehículos.

En la última versión del galardonado TFSI de cinco cilindros, seis veces consecutivas elegido “Motor del Año”, los ingenieros de quattro GmbH en Neckarsulm tuvieron que trabajar muy duro para conseguir ese sonido puro y auténtico. “En el fondo, el cinco cilindros es algo muy especial debido a su larga tradición: el concepto original de este motor estaba también bajo el capó del Audi 100 y del Ur-quattro”, explica Steffen Hackmayer, responsable de Acústica en quattro GmbH, y encargado del sonido de los modelos RS de Audi durante más de 15 años.

En realidad, el nacimiento del cinco cilindros de Audi se remonta a la segunda mitad de la década de 1970, cuando la marca de los cuatro aros acababa de dar el salto a la clase Premium con el Audi 100. Otras berlinas de la categoría se decantaban por motores de seis cilindros en línea. “Inicialmente, la configuración de nuestro coche, con tracción delantera y el motor instalado longitudinalmente nos limitaba a propulsores de cuatro cilindros”, explica Heinz Hollerweger, Director General de quattro GmbH. “Un seis cilindros nos habría obligado a utilizar un voladizo delantero muy grande”. Por ello, los ingenieros de desarrollo técnico de Audi adoptaron la solución del cinco cilindros, un motor que combina el rendimiento de un seis cilindros...